Queridas y queridos compañeros docentes: que estas fiestas nos permitan compartir afectos, alegrías y cargar energías para pensar y construir modos alternativos de vivir en armonía entre los seres humanos y con la naturaleza.

Transitamos por tiempos complejos, difíciles, en los cuales muchos de nuestros derechos conquistados están siendo atacados, cuestionados, con argumentos individualistas que afectan el sentido del bien común para nuestra humanidad causándonos sentimientos de angustia y desazón.

No permitamos que la tristeza disminuya nuestra capacidad de ser y obrar, que no nos quiten la creatividad, el disfrute, la libertad y el amor, elementos esenciales para poder construir los proyectos y utopías que nos impulsen a la construcción de un mundo más justo para todas y todos.  

En el 2018 nos encontraremos como gremio apostando a la construcción colectiva y resistiendo los ajustes que este proyecto neoliberal nos impone.

¡Feliz descanso para todas y todos!